Fundación Botellas de amor transforma PET en ladrillos ecológicos

Botellas de amor

La posibilidad de transformar y mejorar la calidad de vida de los recicladores fue el punto de partida de la fundación Botellas de Amor. John Berrío López, administrador de empresas con énfasis en economía solidaria, inició en 2016 la fundación con el fin de explorar la posibilidad de aprovechar los residuos plásticos flexibles, como las botellas PET, en estructuras complejas como viviendas construidas con ladrillos ecológicos. Esto por medio de una estrategia participativa con empresas, instituciones y comunidades en la que se promueve el llenado de botellas con residuos de empaques flexibles para luego transformarlos en madera plástica.

Berrío afirma que en Colombia solamente se recicla el uno por ciento del plástico flexible que se produce y por eso es urgente reaccionar y dejarlo de ver como un enemigo. “Cuando empecé a profundizar en el tema de la madera plástica me enamoré de todo lo que se puede hacer con este material. La gente está enloquecida en contra del plástico y no nos damos cuenta que el problema no es de este, el problema es que no hay mecanismos para reciclar y cerrar el ciclo” , afirma.

El proceso de llenado de estas botellas inicia en cada casa o institución. Luego se lleva a uno de los puntos de acopio en Bogotá, Medellín y Cali y de allí se trasladan a la planta ubicada en la capital antioqueña en donde se saca el material de las botellas PET, que es la materia prima de lo que más adelante se convertirá en ladrillos ecológicos de un parque infantil para un colegio, una vivienda para un reciclador, mobiliario para una empresa, entre otros.

En 2017 la fundación recogió 30 toneladas, 68 en 2018, 96 en 2019 y en septiembre de 2020 ha recogido 130 toneladas a pesar de la pandemia producida por la proliferación de la COVID-19. Es por eso que una de las prioridades que tienen es ampliar sus puntos de acopio y plantas, pues falta cubrir la mayor parte del territorio colombiano de donde a diario reciben llamadas pidiendo información sobre cómo donar sus botellas.
 

Unirse para impactar

Para cumplir con las proyecciones que tiene Berrío junto a su equipo —abrir plantas en departamentos como Tolima, Atlántico, Nariño, Caldas y Santander— alianzas con empresas como Nestlé se vuelven fundamentales. Este trabajo en equipo, que inició en agosto de 2019, le ha apuntado a sumar esfuerzos de sus colaboradores en la oficina central, en Bogotá, y en la planta de Purina, en Mosquera, en donde actualmente tienen un total de 510 kilogramos recolectados y algunos elementos hechos con este material, por ejemplo, sillas y mesas.

“Desde nuestro programa Plastic Neutrality pretendemos que cada tonelada de plástico que ponemos en el mercado es una tonelada de plástico equivalente que salimos a hacer gestión, a recogerla y a reciclarl a. Nuestra meta a 2022 es ser neutrales a nivel de plástico y es una gestión de más de 3.800 toneladas qué vamos a hacer en el mercado”, cuenta Paulo Viveros, gerente general de SHE y abanderado del tema dentro de Nestlé.

Sin embargo, esta compañía no se quedó únicamente en recoger botellas PET para luego donarlas a la fundación. Por el contrario, trascendió a uno de los llamados en lo que más insiste Berrío: cerrar el ciclo.

Después de un periodo de pruebas y de retroalimentación, Nestlé incorporará en la planta de Valledupar 375 estibas hechas en ladrillos ecológicos. “Para nosotros, Nestlé ha sido fundamental porque está entendiendo que el modelo tiene que ser cerrado, que tengo que consumir lo que yo estoy mandando a la calle y ese es un mensaje muy potente”, cuenta Berrío.

Este tipo de alianzas son fundamentales, no solo para cumplir con las proyecciones que tiene la fundación —que en diez años tiene un objetivo social de entregar 33.300 viviendas y 41.600 parques infantiles en América Latina—, también son claves por la solución diferencial que representa al problema de los residuos plásticos. “Este es un proyecto muy bonito, pero no podemos hacerlo solos. Necesitamos apoyo de los ciudadanos, empresas y del mismo gobierno nacional”, concluye.