Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

¿Cómo reciclar en casa para ayudar al cuidado del medio ambiente?

Recicla en casa

 

El impacto ambiental que los seres humanos hemos estado causando al planeta ha llegado a niveles que exigen tomar medidas de inmediato.

Cada latinoamericano produce un kilo de basura al día, lo que significa que la región genera en conjunto alrededor de 541.000 toneladas diarias de desechos, y se proyecta que su cantidad aumentará 25 por ciento para el año 2050 (Noticias ONU, 2018).

En lo que respecta a residuos plásticos, cada año en el mundo se producen 300 millones de toneladas, lo que equivalen al peso de toda la población humana en el planeta. Y de esa cifra, solo el 9 por ciento es reciclado, el 12 por ciento es incinerado, y el 79 por ciento termina en vertederos y en el medio ambiente (Unenvironment.org., 2018).

La gravedad de esta situación hace necesaria la implementación de acciones encaminadas a reducir, reutilizar y reciclar los desechos, como una forma de contribuir al cuidado del medio ambiente.

Como parte de la iniciativa ‘Neutralidad de plásticos’ de Nestlé, en esta sección podrá encontrar algunas ideas prácticas y sencillas de cómo reciclar en casa.
 

Cómo ayudamos a reciclar

Según la Environmental Protection Agency (EPA) de Estados Unidos, el reciclaje es un proceso encaminado al cuidado del medio ambiente, y consiste en recolectar y procesar materiales que, de otro modo, serían desechados como basura, y convertirlos en nuevos productos.

Algunos artículos comunes que pueden fabricarse con productos reciclados son: latas de aluminio, parachoques de autos, alfombras, cajas de cereal, libros de historietas, cartones de huevos, envases de vidrio, botellas de detergente para ropa, aceite de motor, periódicos, toallas de papel, productos de acero y bolsas de basura (EPA, n.d.).

Por lo tanto, una forma de contribuir a cerrar el ciclo de reciclaje es adquiriendo productos elaborados con materiales reciclados. En otras palabras, cuando vaya de compras, busque productos que se pueden reciclar fácilmente y productos con contenido reciclado (EPA, n.d.).
 

Tips para reciclar

Algunos consejos sencillos para reciclar de forma más eficaz en casa son los siguientes (Lober, 2018):

  • Aplane las cajas de cartón para que quepan más materiales reciclables en la caneca.
  • Todas las botellas de plástico se pueden reciclar, desde las botellas de agua hasta los recipientes mayores.
  • Además de periódico, también se pueden reciclar papel de regalo, sobres, tarjetas de cumpleaños, guías telefónicas, tubos de papel higiénico y toallas de papel.
  • La mayoría de los artículos metálicos en el hogar se pueden reciclar, como latas de aerosol vacías, papel de aluminio y, por supuesto, todas las latas vacías de refrescos, frutas, verduras y otros alimentos.
  • El vidrio, por supuesto, se puede reciclar; no se desgasta después de varios reciclados, así que, siempre recicle sus botellas y envases de vidrio.
  • Para ayudar al reciclaje y reducir los malos olores, elimine los desechos de alimentos de los recipientes de plástico o vidrio antes de ponerlos en la respectiva caneca.
 

 

Cómo organizar el reciclaje en casa

Para el buen manejo de residuos, un elemento indispensable es la caneca de reciclaje. Y debido a que esta debe ayudar a organizar los desperdicios según su reutilización, un factor que puede resultar complejo de resolver es el espacio disponible para esta clasificación.

Por ello, las siguientes ideas pueden ayudar para tener una caneca de reciclaje funcional (Rodríguez, 2018):

  • Instalar en la cocina, debajo del lavaplatos, un gavetero de halar sobre rieles con varios contenedores de diversos tamaños. El más grande de ellos puede usarse para almacenar las botellas de vidrio y de plástico; en otro se pueden botar los papeles o cartones, y en otro, los residuos orgánicos.
  • Para espacios reducidos, una buena opción es adaptar un rincón para apilar varios contenedores, cuyo diseño permita que sus tapas sirvan de soporte para otros contenedores y, a su vez, para depositar los residuos desde unas aberturas ubicadas en su parte frontal.
  • Otra propuesta es colgar bolsas de diversos colores con estructura firme, tipo morral, para colgar de una pared y disponer en cada bolsa los desperdicios según su tipo.