Sort results by
Sort results by

¿Cómo contribuir eficientemente con el cuidado del medio ambiente?

El cuidado del medio ambiente está en manos de todos y es más sencillo de lo que muchos creen. Hoy queremos ayudarte a lograrlo con pequeños pasos que se convertirán en grandes cambios para todos los seres vivos que habitamos el planeta. 

Manos sembrando planta

Para saber cómo cuidar nuestro planeta, primero debemos conocer las necesidades del medio ambiente y qué es eso que podemos cambiar en nuestro día a día para contribuir con su conservación. Hoy te daremos herramientas para lograrlo, paso a paso. 

Empecemos por entender: ¿Qué es el medio ambiente? 

El medio ambiente son todos aquellos elementos químicos, biológicos y físicos con los cuales los seres vivos interactuamos, integrando la cultura y la sociedad en la que nos desenvolvemos. 

Pensamos que el medio ambiente es solo la esfera natural, pero podemos establecer una diferencia entre el medio ambiente natural (el clima, la geografía, la fauna y la flora) y el medio ambiente social, en el que están involucradas nuestras actividades físicas, sociales, económicas y tradicionales. 

El medio ambiente natural es el área en la que se extienden y evolucionan los seres vivos, allí mismo se interrelacionan las especies con el clima y con todo a su alrededor. Lamentablemente, el ser humano ha causado un impacto importante en el entorno natural, provocando el desplazamiento y extinción de múltiples especies. 

Cada 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, con el fin de sensibilizar a la humanidad sobre la crisis que está viviendo la naturaleza y el cuidado que debemos darle, pues nuestras acciones están acabando con la biodiversidad del planeta

¿Cuáles son características del medio ambiente natural? 

Los organismos vivos 

El medio ambiente se caracteriza por tener organismos vivos de especies (animales, plantas, bacterias, entre otros) que instauran poblaciones en diferentes espacios y, junto al agua, son vitales para mantener en armonía a los ecosistemas

Cuidado de los peces en medio ambiente

El aire 

Otra característica que tiene el medio ambiente es el aire, junto con el agua dan vida al planeta, generando el oxígeno para nuestra respiración y para la supervivencia de las especies

La temperatura 

Otra singularidad del medio ambiente es la temperatura, ya que nos permite percibir el frío o el calor y la mayoría de los organismos viven por medio de la temperatura. Si cambia, causa problemas a todos los organismos, produciendo grandes desplazamientos de animales y personas a otros lugares. 

Hablemos sobre algunos problemas que enfrenta el medio ambiente…   

Durante los últimos años, hemos visto cómo el medio ambiente se encamina a un estado de deterioro que requiere nuestra acción inmediata, pues también es la causa del cambio climático y los desastres naturales cada vez más frecuentes en todas las latitudes. 

¿Hay vuelta atrás? Sí, pero debemos actuar rápidamente. 

El cambio climático es cada vez más visible 

La Organización Meteorológica Mundial, señaló en el Informe Provisional del Clima, que el año 2020 fue el más caluroso de toda la historia, lo cual evidencia el avance del calentamiento global. 

En la medida en que el calor aumenta en la atmósfera y en los océanos, acelera los procesos de derretimiento de los polos e intensidad de los vientos, haciendo que el clima se vuelva más inestable e impredecible.  

Esta crisis del cambio climático ha producido grandes pérdidas en la biodiversidad. En la medida en que se deforestan millones y millones de árboles, se pierde también la capacidad de regulación de los fenómenos climáticos y esto aumenta la crisis en el medio ambiente

Menos contaminación del agua: 

Al ambiente le ha costado mucho el uso de los combustibles fósiles, en este caso al agua, ya que el proceso de producción de energía genera residuos tóxicos que llegan a los vertederos de basura y estos van hacia los ríos, mares y suelos. Siendo los paneles solares de gran ayuda para mantener un ciclo de agua estable

Por increíble que parezca: la solución está en la naturaleza 

Los árboles son grandes absorbentes de dióxido de carbono (CO₂), y a su vez reguladores térmicos, acumuladores de agua y reservorio de animales. Los océanos, por su parte, absorben las emisiones de la quema de combustibles fósiles, y el mayor de todos estos gases es el dióxido de carbono (CO₂). 

Sin embargo, estos ecosistemas están expuestos a los millones de toneladas de desechos sólidos que llegan a sus profundidades, provocando la muerte y extinción de animales marinos. 

Cuidado de bosques para cuidado medio ambiente

La contaminación del aire 

Otro punto relevante que vemos como problema en el medio ambiente es la contaminación del aire, por medio de los gases de efecto invernadero que suben a la atmósfera y generan el llamado calentamiento global

Son muchas las causas del deterioro del planeta, pero pueden ser más grandes nuestras ganas de actuar para que los procesos de contaminación paren, solo si todos contribuimos con el cuidado del medio ambiente. 

Entonces… ¿Por qué es fundamental cuidar el medio ambiente? 

La actividad humana ha tenido el potencial de deteriorar progresivamente el medio ambiente a una velocidad más acelerada en los últimos años; los pronósticos científicos afirman que va a llegar a un punto sin retorno, debido a que el planeta se ve afectado a un ritmo mayor que el que tienen sus esfuerzos por recuperarse.  

Un ejemplo de ello, sería el hecho de que emitimos más cantidad de dióxido de carbono al ambiente, de la que tienen capacidad de absorber las plantas y árboles, para luego transformarlo en oxígeno mediante sus procesos de respiración. 

medio ambiente por no reciclaje

El medio ambiente integra innumerables selvas, bosques, océanos y cordilleras que forman parte de un sistema o engranaje en el que cada uno cumple una función específica, coexistiendo simultáneamente en armonía. 

¿Cómo iniciar con el cuidado del medio ambiente? 

El cuidado del medio ambiente empieza desde nuestras casas, de allí se extiende a la escuela, universidades, hospitales, industrias y hasta a los lugares en los que vamos de vacaciones. 

Sé consciente de cómo tus acciones afectan a la naturaleza 

Cada kilómetro recorrido en auto, cada botella de gaseosa y cada papel malgastado, contribuye con el deterioro del planeta, pero no todos tienen conciencia de este tema. Por lo tanto, el primer paso es ver qué estás haciendo y qué podrías cambiar para reducir el daño. 

Por ejemplo, si vas a la tienda, procura llevar tus propias bolsas para evitar la acumulación de más plástico en casa, o, en vez de ir al trabajo en auto, atrévete a hacerlo en bici para no generar más contaminación.  

Como estas, muchísimas otras cosas que, aunque parezcan pequeñas, suman en gran medida si todos actuamos al mismo tiempo.  

Incluye pequeñas acciones a tu día a día y corre la voz 

Empieza con sembrar un árbol, recoger la basura de tu vecindario o de los bosques cercanos, y extiende la iniciativa para que se sumen más personas. 

Sé un ejemplo para los niños de tu comunidad 

Debemos impulsar o enseñar a las futuras generaciones sobre el cuidado del medio ambiente. No hay mejor manera de lograrlo que, a través del ejemplo que con el pasar del tiempo se convierte en un hábito para todos. 

¡Proteger la naturaleza y cuidar el medio ambiente está en nuestras manos! Las grandes transformaciones comienzan con pequeños cambios que hagamos a diario. Si nos unimos todos podemos darle un gran giro a la historia del planeta. 

Ahorra energía 

Apagar las lámparas que no estés usando es una forma de ahorrar energía, así mismo con el aire acondicionado

Utiliza la computadora solo cuando lo amerites, ya que los ordenadores emiten de 50 a 200 gramos de CO₂ diario. Así mismo, evita dejar aparatos electrónicos enchufados, pues, aunque los equipos estén apagados tienen un consumo hasta del 10% y esto implica consumo energético y facturas elevadas. 

Empezar a hacer uso de paneles solares en tu hogar, ayudaría a reducir parte del problema que tiene el medio ambiente, ya que únicamente dependen de la fuente solar y no de combustibles fósiles que emiten gases de efecto invernadero. 

Recicla siempre que puedas 

Etiqueta p: El hábito de reusar y reciclar nos ayuda a evitar la acumulación de desechos sólidos en vertederos, mares y ríos. 

haciendo reciclaje en diferentes cajas

Sustituye los envases de plástico por unos de vidrio 

Aunque no lo creas, el vidrio preserva más y no se mancha, mientras que el plástico se deteriora y es más desechado por su poca durabilidad. Puedes utilizar los envases plásticos como macetas (y aquí te decimos cómo), para almacenar artículos de oficinas, herramientas u otras cosas. 

Reduce el uso de químicos en casa   

Por lo general, no prestamos atención a los productos químicos y limpiadores que usamos en el hogar, pero es importante saber que son una de las principales causas de contaminación del agua doméstica, especialmente los que tienen alto contenido de azufre, fósforo y nitrógeno. 

Por lo cual, se recomiendan los detergentes 100% naturales, hechos de materias primas de origen vegetal para lavar ropa. 

Usa la cantidad de agua estrictamente necesaria 

Revisa que tengas en tu casa los grifos, regaderas y tuberías en buen funcionamiento, ya que al desperdiciar el vital líquido estamos contribuyendo a la escasez, a la hambruna y a la desaparición de especies. 

Planta un árbol al menos una vez al año 

Así sea uno que siembres, es importante para el cuidado del medio ambiente, ya que los árboles producen oxígeno, purifican el aire, hacen que los suelos sean más nutritivos, pero también evitan que se forme la erosión, acumulan agua y son hogar para múltiples especies. 

Menos del 2% de la población tiene buenos hábitos ecológicos, hagamos que esa cifra se multiplique con pequeños pasos que lograrán grandes cambios. 

Cada vez que accionamos en pro del cuidado del medio ambiente, estamos preservando la naturaleza y dando esperanza a nuestras generaciones futuras. Poco a poco volveremos a tener el planeta verde que queremos.