Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Reading Time:
3
Minute(S)
El agua limpia es una de las pocas cosas en la vida que nunca deja de estar a la altura de las expectativas.

Es difícil exagerar la importancia de tenerla. Realmente difícil. De hecho, es probablemente imposible. El agua limpia cambia casi todo.

Aprovechando los beneficios

Comencemos con las cosas obvias. Tener agua limpia y saneamiento significa ser capaz de evitar la exposición a innumerables enfermedades. Cada año, millones de personas mueren por enfermedades causadas por el inadecuado suministro de agua, saneamiento e higiene. Aparte de la neumonía, la diarrea es la principal causa de muerte en niños menores de cinco años.

Las chicas jóvenes que pasaron horas recogiendo agua ahora pueden ir a la escuela
El saneamiento deficiente y las aguas inocuas causan casi el 20% de muertes en el lugar de trabajo (pdf, 450kb). El costo total en productividad perdida es cercano a los 260 mil millones de francos cada año.


Pero los beneficios de tener una fuente de agua potable en una comunidad son mucho y muy amplios. Cuando las mujeres y las niñas ya no tengan que caminar kilómetros para ir a buscar agua cada día, van a tener más tiempo para aprender. Las tasas de alfabetización aumentan. Y cuando las escuelas construyan baños apropiados, las mujeres jóvenes gastarán más tiempo en la escuela y menos tiempo en la casa.

Las Naciones Unidas estiman que por cada franco suizo invertido en agua y saneamiento, se generan 4 francos de retorno económico. Por lo cual, el invertir en este tema es una forma efectiva de crear comunidades fuertes, y más resilientes.

Conectando comunidades

En Costa de Marfil en África Occidental, el 63% de la población carece de acceso a servicios de saneamiento adecuados. Las personas a menudo tienen que caminar kilómetros para recolectar agua, la cual en ocasiones no es apto para el consumo, así como el uso compartido de sanitarios al aire libre no higiénicos.

La Federación Internacional de la Cruz Roja (IFRC) esta trabajando a lo largo y ancho de Costa de Marfil para mejorar el acceso a agua potable, saneamiento e higiene.

Los escolares son educados sobre la importancia del lavado de manos
Como el socio corporativo más antiguo de IFRC, Nestlé ha ayudado a entregar agua potable y saneamiento a más de 110.000 personas en las comunidades de cultivo de cacao de Costa de Marfil en los últimos 10 años.


Un total de 181 bombas de agua y 93 bloques de baños escolares han sido construidos o renovados, así como también más de 7.000 letrinas familiares.

La educación, también, ha sido una parte esencial de éste esfuerzo. Más de 200 comités de agua y saneamiento comunitario y 93 clubes de higiene escolar han sido creados desde el 2007.

Sus miembros promueven la higiene en sus áreas locales. Ellos enseñan a la gente como almacenar el agua en una forma adecuada, como construir instalaciones sanitarias seguras y enseñan a los niños cómo lavarse bien las manos. Algunas veces son las medidas más simples las que generan los efectos más grandes.

"Nuestros nietos no sufrirán..."

Adjoua es una viuda de 55 años de la aldea Ndri Koffikro en el sur de Costa de Marfíl. Ella recuerda que desde que era joven, el deseo más grande de su comunidad ha sido tener acceso a agua potable segura. Tradicionalmente, los residentes confiaban en los estanques y en un río embebido en un bosque que se encuentra a dos kilómetros de distancia para la obtención de su agua.

110,000 Personas en Costa de Marfil
ahora tienen acceso a agua potable e instalaciones de saneamiento

Antes de que la IFRC se comprometiera a construir un punto de agua en la aldea, se aseguró de que se pudiera establecer un sistema de gestión viable con los miembros de la comunidad. Un comité de gestión, compuesto por seis mujeres y dos hombres de la aldea, supervisan la operación y el mantenimiento del punto de agua y maneja las cuentas relacionadas con el ingreso generado por la venta del agua.

Se asegura que la inversión hecha en el punto de agua permanezca por generaciones.

"Ahora los miembros de mi comunidad y yo, tendremos más tiempo y energía para cuidar de nuestras familias y actividades agrícolas." dice Adjoua. "Nuestros nietos no sufrirán todos los dolores por los que pasamos."

El agua potable y una mejor higiene reducen la carga de una mala salud en las familias y les permite a las mujeres tener más tiempo para ganar sus propios ingresos. El poner fin a la defecación al aire libre significa que las personas van a estar más seguras, especialmente por la noche, la tierra va a estar más limpia y las cosechas más saludables.

Progreso significativo

Cerca de 768 millones de personas aún no tienen acceso a una fuente mejorada de agua potable, el 40% de estas personas se encuentran en África Subsahariana. Todavía hay un largo camino por recorrer. Pero el progreso está llegando.

Con el programa funcionamiento exitosamente en Costa de Marfil, la próxima fase del proyecto ya ha comenzado en Ghana, donde se están construyendo pozos. Más de 76,000 personas de las comunidades productoras de cacao con las cuales Nestlé trabaja, tendrán acceso a agua potable y saneamiento a finales del 2017.

Y en Etiopía, un proyecto similar está en marcha para mejorar el acceso al agua potable en las comunidades productoras de café y aquellas comunidades que viven cerca de las fábricas de Nestlé.

Al llevar los conocimientos básicos de higiene junto con el agua potable, el programa de la IFRC asegura que los beneficios de salud generados por su trabajo perduren.